PERSEVERANDO EN TENER UNA ELEVADA VISIÓN DE DIOS (Parte 2)


YAHWE ELOHIM Génesis 2:4. “Estos son los orígenes de los cielos y de la tierra cuando fueron creados, el día que Jehová Dios hizo la tierra y los cielos”.

Notemos como en el texto se introduce el nombre de Jehová en conexión con Elohim. Solo Dios es llamado Elohim y el uso de este nombre compuesto aparece, del versículo 2:4 al 3:24 de Génesis, veinte veces. En esta sección, este nombre compuesto de la Deidad, señala la relación que Dios ha establecido con nosotros los hombres, 1) como Creador Gn.2:7-15; 2) como Autoridad moral sobre los hombres Gn.2:16-17; 3) como Soberano en las relaciones terrenales del hombre Gn.3:16-19, 22-24. y 4) como Redentor del hombre. Gn.3:8-15, 21.

El propósito de este nombre compuesto de Dios, en el contexto, no pretende señalar que Elohim, que creo el mundo, era Jehová; sino que Jehová, quien creó al hombre y le puso en el huerto, y luego le visitó en el huerto de edén, y le declaró su castigo, a causa de su transgresión, y le dio promesa de victoria sobre el tentador y enemigo de su alma, era Elohim, el mismo Dios que creó los cielos y la tierra.

Los dos nombres pueden distinguirse así: Elohim, el plural (Dioses), que no se usa para dar un resumen en el sentido de la divinidad, sino para expresar la noción de Dios en la plenitud y su multiplicidad de poderes divinos. Y nos deja ver al único Dios verdadero, en quien se encuentra toda máxima y absoluta esencia divina. Él es el único Dios infinitamente grande y exaltado, que creo los cielos y la tierra, y que preserva y gobierna a toda criatura.


ADONAI YAHWEH hace énfasis en el carácter manifiesto de Dios, bajo el nombre ADONAI más que el de YAHWEH; y se refiere al Señor Jehová.

Gn.15:2. “Y respondió Abram: Señor Jehová, ¿qué me darás, siendo así que ando sin hijo, y el mayordomo de mi casa es ese damasceno Eliezer?” El patriarca Abraham, usa el término de manera enfática, en el contexto propio de Dios Jehová. Declarando que el Dios auto existente, es el gran Señor.

2Sm.7:18-20. “Y entró el rey David y se puso delante de Jehová, y dijo: Señor Jehová, ¿quién soy yo, y qué es mi casa, para que tú me hayas traído hasta aquí? Y aun te ha parecido poco esto, Señor Jehová, pues también has hablado de la casa de tu siervo en lo por venir. ¿Es así como procede el hombre, Señor Jehová? ¿Y qué más puede añadir David hablando contigo? Pues tú conoces a tu siervo, Señor Jehová.” El rey David en estos tres versículos usa este nombre compuesto cuatro veces, lo hace después de la revelación que ha hecho Dios a través de su profeta, en el que el Rey eleva su corazón en acción de gracias:

(1) Dice: siendo quien eres, el Auto Existente y el gran Señor, ¿quién soy yo, y mi casa, para gozar de la posición en la que me has puesto? (2) Dice: siendo quien eres, el Auto Existente y el gran Señor, ¿quién soy yo para que proyectes mi futuro y el de mi descendencia? (3) Dice: siendo quien eres, el Auto Existente y el gran Señor, el Dios vivo y verdadero, ¿quién soy yo para que hables conmigo?

YAHWE SABAOTH.

El nombre SABAOTH no se encuentra en la Biblia como uno de los nombres simples de Dios, siempre se encuentra, como un nombre compuesto de Dios, en otras palabras al lado del nombre propio de Dios. Según 1Sm.1:3. este nombre significa literalmente Jehová de los ejércitos o de la batallas. Leamos “Y todos los años aquel varón subía de su ciudad para adorar y para ofrecer sacrificios a Jehová de los ejércitos en Silo, donde estaban dos hijos de Elí, Ofni y Finees, sacerdotes de Jehová.”

Esta expresión, que la vemos usada en la época de Samuel, tiene sus raíces en Génesis 2:1. Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. En el tiempo de Moisés siervo de Dios no se ve, pareciera desconocido, en la época de los jueces, el nombre representaba a Jehová como gobernante de las huestes celestiales (es decir, los ángeles), según Génesis 32:1-2 “Jacob siguió su camino, y le salieron al encuentro ángeles de Dios. Y dijo Jacob cuando los vio: Campamento de Dios es este; y llamó el nombre de aquel lugar Mahanaim” estos son llamados los “ejércitos” de Jehová en Salmos 103:20-21; 148:2. En estos pasajes menciona a otros, que hacen parte de estas huestes, como las estrellas, según Isaías.40:26.

Este nombre YAHWE SABAOTH revela, la manifestación de Dios, revestido de todo el poder, que corresponde solo a Él. Sl.24:10. “¿Quién es este Rey de gloria? Jehová de los ejércitos, Él es el Rey de la gloria.” Este nombre tiene una gran importancia, por que representa consuelo y ayuda hacia su pueblo y la iglesia en momentos de dificultad. Lee 1Reyes.18:15; 19:14; Isaias.1:9; 8:13; 9:13,19; 10:24; 31:4,5; Hageo.2:4; Malaquías 3:16,17; Stg.5:4.

YAHWE-JIREH significa: El Señor proveerá, lo hayamos en la historia del Patriarca Abraham el amigo de Dios, cuando subió al monte para sacrificar a su hijo Isaac, y Dios lo detuvo súbitamente y le dijo: Gn.22:12. “Y dijo: No extiendas tu mano sobre el muchacho, ni le hagas nada; porque ya conozco que temes a Dios, por cuanto no me rehusaste tu hijo, tu único.” Y le mostró otra ofrenda que podía ofrecer en lugar de su hijo Gn.22:13. “Entonces alzó Abraham sus ojos y miró, y he aquí a sus espaldas un carnero trabado en un zarzal por sus cuernos; y fue Abraham y tomó el carnero, y lo ofreció en holocausto en lugar de su hijo.” Y Abraham el amigo de Dios, comprendió que Dios, es el proveedor en cada momento de la vida, y en Gn.22: 14 escribió la nueva revelación que él tuvo de Dios “Y llamó Abraham el nombre de aquel lugar, Jehová proveerá. Por tanto se dice hoy: En el monte de Jehová será provisto.”

Dios la permitirle a su siervo Abraham vivir este momento, no solo está pensando en él, su propósito era muchos más grande. Al permitir que su nombre quedara registrado, Dios evidencia que Él estaba pensando en las generaciones venideras. Y así podrían ver que el Señor verá; que Él siempre tendrá sus ojos puestos sobre sus hijos e hijas, sobre los que le temen, en cualquier momento. Dios será visto en el monte, en las mayores incertidumbres de su pueblo. Él no solo se manifestará, sino que magnificará su sabiduría, poder y bondad en su liberación. Donde Dios ve y provee, debe ser visto y alabado.

YAHWE-RAFAH el cual significa El Señor sana o el Señor es mi sanador, Ex.15:26. (Favor leer). En este texto Dios hace dos cosas: (1) “allí puso (hizo) para ella (la nación) una ordenanza y un derecho”, y (2) “allí lo probó”. Dios llevó al pueblo de Israel a las aguas amargas, que por su naturaleza no se podían beber, pero luego las endulzó y curó.

Esto sería para Israel una institución o ley por la cual Dios siempre guiaría y gobernaría a su pueblo, y un bien o derecho, en la medida en que Israel siempre podía contar con la ayuda y la liberación de Dios en todos los problemas. Pero como Israel no tenía una verdadera confianza en Dios, y la prueba servía para evidenciar el corazón del pueblo, el fin era señalarles que en Él encontraban alivio de sus angustias, fortaleza y firmeza en su fe; que Él era YAHWE-RAFAH. Dios sería su médico, Él los salvaría de todas las enfermedades que había enviado a Egipto, si escuchaban su voz, hacían lo correcto ante Sus ojos, y guardaban todos Sus mandamientos.